falboran@hotmail.com

viernes, 29 de marzo de 2013

Jaime Sabines "No es nada de tu cuerpo"




“No es nada de tu cuerpo...”

No es nada de tu cuerpo
ni tu piel, ni tus ojos, ni tu vientre,
ni ese lugar secreto que los dos conocemos,
fosa de nuestra muerte, final de nuestro entierro.
No es tu boca  -tu boca
que es igual que tu sexo-,
ni la reunión exacta de tus pechos,
ni tu espalda dulcísima y suave,
ni tu ombligo en que bebo.
Ni son tus muslos duros como el día,
ni tus rodillas de marfil al fuego,
ni tus pies diminutos y sangrantes,
ni tu olor, ni tu pelo.
No es tu mirada -¿qué es una mirada?-
triste luz descarriada, paz sin dueño,
ni el álbum de tu oído, ni tus voces,
ni las ojeras que te deja el sueño.
Ni es tu lengua de víbora tampoco,
flecha de avispas en el aire ciego,
ni la humedad caliente de tu asfixia
que sostiene tu beso.
No es nada de tu cuerpo,
ni una brizna, ni un pétalo,
ni una gota, ni un grano, ni un momento.

Es sólo este lugar donde estuviste,
estos mis brazos tercos.


Jaime Sabines

jueves, 28 de marzo de 2013

Felipe Benitez Reyes "Lisboa"



LISBOA


No  Fernando Pessoa, sino ese
agente de seguros que, con su gabardina
y su maleta de cuero, recorre las tabernas
de suelos con serrín
 y va pensando
en la fragilidad de todas nuestras vidas

Felipe Benítez Reyes

miércoles, 27 de marzo de 2013

Octavio Paz "Cuerpo a la vista"



    “CUERPO A LA VISTA”

Y las sombras se abrieron otra vez y mostraron tu cuerpo:
tu pelo, otoño espeso, caída de agua solar,
tu boca y la blanca disciplina de sus dientes caníbales, prisioneros en llamas
tu piel de pan apenas dorado y tus ojos de azúcar quemada,
sitios en donde el tiempo no transcurre,
valles que sólo mis labios conocen,
desfiladero de la luna que asciende a tu garganta entre tus senos,
cascada petrificada de la nuca,
alta meseta de tu vientre,
playa sin fin de tu costado.
Tus ojos son los ojos fijos del tigre
y un minuto después son los ojos húmedos del perro.
Siempre hay abejas en tu pelo.
Tu espalda fluye tranquila bajo mis ojos
como la espalda del río a la luz del incendio.
Aguas dormidas golpean día y noche tu cintura de arcilla
y en tus costas, inmensas como los arenales de la luna,
el viento sopla por mi boca y su largo quejido cubre con sus dos alas grises
la noche de los cuerpos,
como la sombra del águila la soledad del páramo.
Las uñas de los dedos de tus pies están hechas del cristal del verano.
Entre tus piernas hay un pozo de agua dormida,
bahía donde el mar de noche se aquieta, negro caballo de espuma,
cueva al pie de la montaña que esconde un tesoro,
boca del horno donde se hacen las hostias,
sonrientes labios entreabiertos y atroces,
nupcias de la luz y la sombra, de lo visible y lo invisible
(allí espera la carne su resurrección y el día de la vida perdurable).

Patria de sangre,
única tierra que conozco y me conoce,
única patria en la que creo,
única puerta al infinito.

                                              Octavio Paz

sábado, 23 de marzo de 2013

Roque Dalton "3 de septiembre"



II
        “3 de Septiembre”

Desnudos y aromados, como la piedra aérea
que junto al río musical escucha,
entre la incomprensible profundidad de tus ojos
y el ansia de mis labios,
descendimos al hijo que no nacerá nunca.
Ah, gozosa invasión de huracanada sed!
Tu vino acidulado,
tus deliciosos planisferios,
tu fruta inagotable y tu perfil
de protegible ave,
se han quedado cantando suavemente
en la tranquila playa de mi piel...

                                                  Roque Dalton

lunes, 18 de marzo de 2013

Caballero Bonald "anterior a tu cuerpo..."

Berthe Morisot "Mujer ante el espejo" (1875)




Anterior a tu cuerpo es esta historia              
que hemos vivido juntos
en la noche inconsciente.
Tercas simulaciones desocupan
el espacio en que a tientas nos
buscamos,                                                
dejan en las proximidades
de la luz un barrunto                 
de sombras de preguntas nunca
hechas.
En vano recorremos
la distancia que queda entre las últimas
sospechas de estar solos,
ya convictos acaso de esa interina
realidad que avala siempre
el trámite del sueño. 

                                      Caballero Bonald

martes, 12 de marzo de 2013

Jose Agustin Goytisolo "Alli, en el viejo país"




   

    " Allí, en el viejo país
      de los campos de lúpulo,
      entre la multitud acicalada y huera,
      te imaginaba España,
      pobre y pura, maravillosa
      como el agua, libre.

      Odié el fulgor del oro,
      su poder y su gloria, escupí
      en el centro de todos los relojes,
      abominé, como un palurdo, el aire
      que aquellos respiraban.
                                          Y pensando
       en tus piedras, en tu sol
       gastado, en tu luz de plata,
       soy, me decía,
       del país más hermoso de la tierra "


       José Agustín Goytisolo ( 1928-1999 )

jueves, 7 de marzo de 2013

Pablo Neruda "Disposiciones"




             Disposiciones”


Compañeros, enterradme en Isla Negra,
frente al mar que conozco, a cada área rugosa
de piedras y de olas que mis ojos perdidos
no volverán a ver.
Cada día de océano
me trajo niebla o puros derrumbes de
turquesa,
o simple extensión, agua rectilínea, invariable,
lo que pedí, el espacio que devoró mi frente.
Cada paso enlutado de cormorán, el vuelo
de grandes aves grises que amaban el
invierno,
y cada tenebroso círculo de sargazo
y cada grave ola que sacude su frío,
y más aún, la tierra que un escondido herbario
secreto, hijo de brumas y de sales, roído
por el ácido viento, minúsculas corolas
de la costa pegadas a la infinita arena:
todas las llaves húmedas de la tierra marina
conocen cada estado de mi alegría,
saben
que allí quiero dormir entre los párpados
del mar y de la tierra . . .
Quiero ser arrastrado
hacia abajo en las lluvias que el salvaje
viento del mar combate y desmenuza,
y luego por los cauces subterráneos, seguir
hacia la primavera profunda que renace.
Abrid junto a mí el hueco de la que amo, y
un día
dejadla que otra vez me acompañe en la
tierra.



sábado, 2 de marzo de 2013

Cesar Vallejo Trilce "XXXIV"



       Trilce  "XXXIV”


Se acabó el extraño, con quien, tarde
la noche, regresabas parla y parla.
Ya no habrá quien me aguarde,
dispuesto mi lugar, bueno lo malo.

Se acabó la calurosa tarde;
tu gran bahía y su clamor; la charla
con tu madre acabada
que nos brindaba un té lleno de tarde.

Se acabó todo en fin: las vacaciones,
tu obediencia de pechos, tu manera
de pedirme que no me vaya fuera.

Y se acabó el diminutivo, para
mi mayoría en el dolor sin fin,
y nuestro haber nacido así, sin causa.

Cesar  Vallejo

viernes, 1 de marzo de 2013

Fernando Quiñones "Ben Zaydun"



       "BEN ZAYDUN"


Te dije un día que al ver
como venía de dejarte
se levantó a ejercer su oficio
aquella plañidera.
Sabes también que anduve como un perro
errando años por la ruina
de Al-Zahara, recorriendo los extramuros
de Córdoba y murallas
entre los harapientos, la basura.
Nada quería fuera de mi muerte.

Y bien, Wallada: ahora hallé otras cosas.
No otro amor, ya no quiero
caer en error semejante.
Ahora las tardes alargadas, el gusto
de estar solo y poder
escribir del fragor aquel sin que me tiemble
la mano, para vida y temor de cuantos vienen,
sacan mien de las quemaduras
y te han dejado en unos trazos, una palabra,
un personaje del poema: a tanto
descendiste, eso eres ya
tu que todo lo eras.

Y tampoco me  importa
seguir de este otro modo condenado a ti
para siempre.

                    Distraido, al pasar,
sin olvido, sin mortificación,
toco los muros que nos conocieron.

Fernando Quiñones

Concha Garcia "dejando de amar"



“Dejando de amar”

Ya no le digo te quiero a nadie,
he perdido el sur del vestido y las
costuras se abren, parezco una tela
inflexionada, una rota lana.
Me río de tanta lluvia, a veces
el aliento es iracundo y lunático,
la frescura y el atrevimiento
se han hecho detritus, pondero
por eso todo amor deshilachado,
me aceito de madrugadas pasivas
y al mirar por la ventana se va
aquel dramatismo de antaño,
aquella ira romántica que
ponía un precio a la aventura.

                   
   Concha García